Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, julio 2021. El proyecto financiado por la AECID “Desarrollo y fortalecimiento institucional del Instituto Nacional de Salud (INS) de El Salvador Años I, II Y III”, fue calificado como “muy eficaz” por la consultora independiente Global Society en la reunión virtual sostenida el 08 de junio para la devolución de la evaluación de resultados del proyecto.

Se incluyó el informe de evaluación de investigaciones sobre Embarazo en niñas y adolescentes en El Salvador, 2015-2016, realizadas en cuatro municipios del Depto. de Sonsonate y la de “Estrategias para la prevención del embarazo en adolescentes en municipios priorizados del Depto. de San Salvador 2016-2017”.

Al presentar la devolución de la evaluación, el consultor Gonzalo Rodríguez, de Global Society, se enfocó en el análisis de los objetivos y resultados de los tres proyectos, a través del empleo de categorías como la pertinencia, la eficacia, la eficiencia, el impacto, la viabilidad y diseño; procesos y resultados, entre otras.

En la reunión estuvieron presentes los representantes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Sra. Cristina Aldama Calles, Sr. José Luis Cabezas Sañudo; el licenciado Omar Velásquez, de la Secretaría Técnica del Financiamiento Externo y la directora del INS, Dra. Xochitl Sandoval y miembros de su equipo.

De acuerdo a la consultoría externa “se alcanzaron los objetivos establecidos y se observó una alta viabilidad de la institución, que ha logrado fortalecer la capacidad instalada: recursos humanos, eficiencia en procesos administrativos y estructura organizativa acorde a su misión”. Pasó a ser una dirección del MINSAL y mejoró su estatus con más autonomía, respaldo legal y político que le permiten mayor funcionalidad.

En términos de eficiencia, la evaluación destacó que, “la mayor inversión de los fondos de AECID, se destinó para fortalecimiento de las redes de laboratorio y la investigación en salud y en menor proporción para la Escuela de Gobierno; rubro que también recibió apoyo técnico y financiero de Medicus Mundi proveyendo recursos clave para la revista Alerta, las investigaciones y el desarrollo de habilidades para investigar”.

El consultor reconoció que se desarrollaron estudios relevantes para la salud con excelentes resultados, como el Programa de prevención y atención integral a la enfermedad renal crónica NEFROLEMPA, que diseñó una estrategia para el abordaje integral de la enfermedad desde el primer nivel de atención y generó una serie de cambios en el sistema, para la atención en el rubro.

“Ha desarrollado capacidad metodológica y eficiencia en desarrollar encuestas muy complejas, como la Encuesta Nacional de Salud, con aportes muy valiosos al país; pero falta incluir en los estudios los enfoques sociológicos y antropológicos”, manifestó el consultor.

Al analizar las publicaciones de la revista Alerta, hay preponderancia de estudios del INS y el Laboratorio Nacional de Referencia, actualmente Laboratorio Nacional de Salud Pública (LNSP), pero se ha logrado la participación de otros actores, como universidades y establecimientos de salud y están utilizado otras metodologías científicas de mayor peso, vinculadas a necesidades del país, como análisis de muestras y secuenciación del virus SARS CoV-2.

Se observó mejoras en divulgación de las actividades realizadas, con el establecimiento de una unidad de comunicaciones que ha logrado presencia en redes sociales; pero puede mejorarse la comunicación científica. Las Guías de práctica clínica y la revista Alerta, mencionan que aún son poco consultadas por el personal de salud.

En la integración de temas transversales, el de género fue limitado deberán incluirse temas como inequidades, poder y empoderamiento. En el rubro de derechos humanos, el proyecto fue muy bien evaluado, a pesar de no descansar en indicadores, se aplicó en el principio del derecho a las atenciones en salud; la sostenibilidad ambiental no se encontró reflejada en el proyecto.

En la Escuela de Gobierno, ahora Unidad de Gobernanza, el INS mostró capacidad y habilidades para coordinar, gestionar, y dar seguimiento a maestrías, cursos seminarios, talleres y en el marco de la pandemia han coordinado esfuerzos muy importantes con el uso de las tecnologías, llenó las expectativas del proyecto.

En las lecciones aprendidas, desde el 2014 al 2021, se destacó el financiamiento de la cooperación con apoyo constante, consistente y homogéneo que logró excelentes resultados en el manejo de fondos; que a la vez permitió la consolidación y maduración de la estructura INS, sostenible, en capacidad instalada, para lo que fue creado y, especialmente en la formación del personal, que fue calificada como exitosa y de alto impacto.

En las investigaciones de embarazo, en general los proyectos cumplieron con un buen diseño, lograron un marco lógico, sin embargo, los objetivos imprecisos, dificultaron su medición, pero se destaca el abordaje de problemas estratégicos de salud de la población que aportan insumos para mejorar los servicios y atender a grupos vulnerables como niñas y adolescentes embarazadas, asegura la evaluación.

La directora del INS, Dra. Xochitl Sandoval, agradeció el apoyo y reconoció que el fortalecimiento y la consolidación no hubiese sido posible sin la cooperación AECID y manifestó que las debilidades encontradas se retomarán en futuros proyectos, con énfasis en lo relativo a la equidad de género, medio ambiente y sobre todo a considerar los indicadores de impacto.