Print Friendly, PDF & Email

Desde el pasado mes de junio, 35 profesionales del sector salud reciben una formación importante en epidemiología, con el fin de afrontar los principales problemas que el país afronta en esta área.

La Maestría en Epidemiología ya es toda una realidad en el país y la primera generación se conforma de 35 aspirantes que desde junio de este año han comenzado a formarse. A seis meses de iniciado el curso, ya se han desarrollado cuatro módulos, en los cuales sus estudiantes han adquirido muchos conocimientos de dicha área. Además, están actualizándose en el uso de las tecnologías y la docencia.

Este curso es coordinado por el Instituto Nacional de Salud (INS) y se desarrolla con el apoyo del Sistema Nacional de Salud de Cuba y el Instituto Nacional de Medicina Tropical “Pedro Kouri” (IPK) de la Habana. Este posgrado tendrá una duración de cuatro ciclos académicos con clases semi presenciales, teóricas y prácticas, realizadas en las nuevas instalaciones del INS. Además, las clases tienen un acompañamiento tutorial en las áreas de trabajo del estudiantado, quienes realizan diversas actividades a través de medios de enseñanza virtuales.

De acuerdo con Mireya Gutiérrez, estudiante de la Maestría, este curso se ha convertido en un reto profesional porque ha logrado profundizar conocimientos “sobre estadística, conceptos de epidemiología y verificar cómo se están haciendo las cosas. Me está sirviendo para mejorar la elaboración de protocolos de investigación, por ejemplo, y poder acoplar a mi formación esta otra área. La metodología de investigación también se ha profundizado, sobre todo el método científico y el tipo de investigación que se realiza. También se está trabajando en la parte didáctica y docencia, que nos podrá servir en el momento de retransmitir estos conocimientos”.

Por su parte, Yaxsier de Armas Rodríguez, profesor invitado del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kuouri (IPK), asegura que esta “ha sido una experiencia interesante y bonita, porque El Salvador necesita de epidemiólogos formados para lograr la transformación que le urge a este país. Hay mucho potencial pero necesita una visión epidemiológica, que las universidades de acá no tienen. Este grupo es muy peculiar porque se conforma de profesionales de diversas áreas y con gran interés por aprender y contribuir a cambiar su entorno. Este Maestría indudablemente rendirá los frutos que necesita este país, porque también están adquiriendo saberes de biología molecular, la bioestadística, la bioseguridad y la educación virtual”.

Así mismo, “lo más importante es el nivel académico que se están dando. Son profesores de alto nivel y de mejor formación en cuanto a epidemiología y es algo que se ha visto en la metodología y contenido que se ha visto hasta el momento. Nos están dando las bases para generar nuevos conocimientos que están sucediendo en el país”, reafirma Luis Martínez, quien también se encuentra cursando el posgrado.

La Maestría en Epidemiología es auspiciada con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), a través de la Federación de Asociaciones de Medicus Mundi de España (FAMME), como parte del Convenio 14CO1063 “Apoyo a la reforma del sector salud: Fortalecimiento de la RIISS, INS y Participación Comunitaria en El Salvador”. Al final de esta formación, se espera que las y los 35 profesionales seleccionados sean capaces de conducir programas, servicios de atención y proyectos de salud en los diferentes niveles del Minsal. Asimismo, que desarrollen, conduzcan y evalúen proyectos de investigación en salud e identifiquen los principales problemas que afectan la salud de las poblaciones, basados en un enfoque de determinación social y perspectiva de género.