Print Friendly, PDF & Email

San Salvador, 27 de enero de 2021. El ministro de Salud, Dr. Francisco Alabi, acompañado del Dr. Franklin Hernández, representante de OPS/OMS El Salvador y la directora del INS, Dra. Xochitl Sandoval, presentaron este día la Guía de Práctica Clínica (GPC) para el manejo de la enfermedad renal crónica (ERC), estadios 1 al 3 a, para la atención de la población mayor de 18 años en establecimientos de salud del primer nivel de atención en El Salvador.

El ministro felicitó a los involucrados en la realización de la guía y manifestó “nos da alegría poder decir a la población salvadoreña que no sólo se está tratando la pandemia covid-19 sino que, seguimos las intervenciones correspondientes en las enfermedades prioritarias para la salud pública, como es el caso de la enfermedad renal” y agregó que la GPC ayudará a los profesionales de la salud a tomar decisiones idóneas en el manejo de la enfermedad renal para hacer promoción de la salud adecuada, detección temprana y un tratamiento oportuno.

Destacó que el trabajo es producto de los científicos del país  y de la colaboración de la OPS, a quienes agradeció qué siempre han estado apoyando no sólo en el marco de la ERC sino en otras, como la pandemia COVID-19. Agradeció también al INS que hace sus aportes científicos, desde la medicina basada en evidencia.

El Dr. Franklin Hernández, manifestó la satisfacción de la OPS por trabajar con un excelente equipo de país, resaltando el trabajo desde la dirección del INS, del personal de salud completamente alineado con un interés muy grande para mejorar el problema de salud, que acarrea otros problemas más, que se pueden abordar con las evidencias claras.

La Dra. Xochitl Sandoval, informó que, en el esfuerzo delegado desde el Ministerio de Salud, “el INS ha aportado el trabajo técnico científico, con apoyo de muchos otros profesionales asesores nacionales e internacionales como el Departamento de Evidencia e Inteligencia para la acción de la salud, de la OPS, que trabajan de la mano con el instituto y con este ministerio, que cada día innova para llevar mejoras integrales en los servicios de salud”.

La Dra. Rocío Cajar, técnica coordinadora del equipo desarrollador de la GPC del INS, presentó el contenido de la misma, explicó que se trabajó con un equipo de expertos, un equipo metodológico, un grupo temático, personal multidisciplinar, especialistas de diferentes hospitales y direcciones del MINSAL, asociaciones, pacientes y revisores nacionales, que aportaron su conocimiento y experiencia para validar las mejores acciones, de acuerdo a la realidad del país.

La alta prevalencia de la ERC representa una carga de enfermedad en El Salvador, razón que motivó a las autoridades ministeriales a priorizar la realización de la adaptación de la Guía de Práctica Clínica sobre esa enfermedad, un problema de salud que está impactando a la sociedad salvadoreña.

El documento que la directora del INS entregó simbólicamente un ejemplar al ministro de Salud, contiene 17 preguntas, 33 recomendaciones, evaluaciones del riesgo, diagnóstico, tratamiento y evidencias. Según Cajar, contiene además recomendaciones dirigidas al personal de salud, médicos generales, de familia, internistas, nefrólogos, enfermería, trabajadores sociales y profesionales de otras disciplinas que están involucrados en el cuidado del paciente con ERC.

Cada pregunta clínica presenta un grupo de recomendaciones y puntos de buenas prácticas sobre el manejo de la ERC en el primer nivel de atención considerando balance riesgo – beneficio, preferencias de pacientes, e incorporando la evidencia local. Las recomendaciones se discutieron y ajustaron en el panel de expertos con representación de pacientes que contribuyeron para definir la fuerza de las recomendaciones.

Como evidencia el documento incluye la descripción del estudio, tipo de diseño, número de pacientes, características de los pacientes, población, contexto de realización, intervenciones, comparadores, medidas de resultados utilizados, resumen de los resultados principales, comentarios sobre los problemas específicos del estudio y evaluación general del estudio.